– El Bautismo

Lo que tenemos que saber sobre ello y algunos consejos aclaradores para los creyentes

¿Qué es el Santo Bautismo?

Es el sagrado sacramento a través del cual, por medio de tres inmersiones en el agua y la invocación de las Personas de la Santa Trinidad, se transmite al que recibe todo esto, la gracia del Espíritu Santo, que le absuelve de los pecados de sus ancestros y de los pecados personales (si el sujeto es una persona adulta) y lo convierte en un miembro de la Iglesia cristiana.

Por la inmersión, nos morimos o matamos el pecado que llevamos dentro, y por el levantamiento, resuscitamos en una nueva vida. „¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Por tanto, hemos sido sepultados con El por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resuscitó de entre los muertos, por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida” (Romanos 6, 3-4).

El bautismo es el sacramento a través del que recibimos la calidad de cristiano. Recibimos esta calidad porque en el bautismo nos morimos y resuscitamos o nacemos de nuevo con y en Jesucristo con la gracia del Espíritu Santo. El bautismo es la condición de la salvación y de la entrada en el reino de Dios, hecho afirmado firmemente por nuestro Salvador: „El que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3, 5). O bien: „El que crea y sea bautizado será salvo” (Marcos 16, 16). Y el mandamiento expreso para los apóstoles después de la Resuscitación fue: „Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo…” (Mateo 28, 19)

¿Quién puede bautizar?

En condiciones normales, el derecho de practicar el bautismo lo tienen solo los obispos y los curas. En ausencia del cura, también puede bautizar el monje o el diácono, y en tiempos de gran necesidad, solo si el recién nacido se está muriendo, lo puede bautizar cualquier cristiano, hombre o mujer, incluso sus padres.

¿Quién puede recibir el bautismo?

Puede recibir el bautismo cualquier persona, indistintamente de la edad que tiene (recién nacido o adulto), que nunca fue bautizada.

Los adultos sin discernimiento, si son así desde el nacimiento, son considerados como unos recién nacidos mayores y pueden ser bautizados, y en caso de que llegaron a ser así a una edad madura, también pueden ser bautizados, si en sus momentos de lucidez o antes de la locura, expresaron su deseo de recibir el bautismo. Los recién nacidos muertos (o los abortados) no se bautizan.

En lo que concierne a los niños abandonados, de los que no se sabe si fueron bautizados o no, éstos se bautizarán obligatoriamente, para no quedarse sin la purificación del bautismo.

En lo que concierne las condiciones que tienen que cumplir los que reciben el bautismo, se requiere para los mayores: el deseo de recibir el bautismo, fe, penitencia y conocimiento elemental de las verdades de la fe (el que va a bautizarse tiene que ser libre, tiene que aceptar la enseñanza cristiana, creer en ella y expiar sus pecados; la fe supone la aceptación libre de una enseñanza, por lo tanto supone ya la libertad del que cree). En el caso de los recién nacidos, para cumplir con estos requisitos, son los padrinos quienes confiesan y garantizan.

¿Qué representan los padrinos? Cuál es su papel en el bautismo y cuáles son sus obligaciones de cara a sus ahijados?

Los padrinos son las personas (adultas) que acompañan al recién nacido en el bautismo, los que hacen la correspondiente confesión de la fe en nombre del recién nacido que se bautiza.

¡Importante! Los padrinos son los padres espirituales del recién nacido y sus garantes ante Dios y ante la Iglesia, prometiendo que el recién nacido será criado en la fe cristiana y que será un buen cristiano. El padrino tiene que ser cristiano ortodoxo y buen creyente. Tiene que conocer la enseñanza cristiana relativa al bautismo y también las oraciones, especialmente la Fe (Crezul) o el Símbolo de la fe. Los padres del niño no pueden ser sus padrinos.

¿Dónde se realiza el bautismo?

En el portal o en el pronaos de la iglesia. Está prohibida la realización del bautismo no solo en las casas sino también el las sacristías de las casas privadas. Solamente en casos muy especiales, de gran necesidad, frío terrible, peligro de muerte para el recién nacido, está permitido el bautismo en casa.

¿Cuándo se realiza el bautismo?

Para el bautismo de los recién nacidos no existen días u horas establecidas, para no intervenir su muerte sin ser bautizados. Si el recién nacido es débil y existe el temor de que no sobreviva, puede ser bautizado inmediatamente después de su nacimiento. En caso contrario, el bautismo se realiza normalmente ocho días después de su nacimiento o en cualquier día festivo, después de la Sagrada Liturgia.

¿Cuáles son los más importantes momentos antes y durante el bautismo?

Después del nacimiento, la matrona (o alguien de la casa) lleva a la iglesia en un recipiente agua límpia para ser bendecida, y el cura la bendice. Con esta agua se rocía la casa y el recién nacido. Se practica una oración el mismo día para la gloria de Dios y para agradecerle por el nacimiento de un nuevo ser humano. También, el cura y todos los de la familia hacen una oración para que el recién nacido viva y reciba el bautismo.

Al cabo de ocho días el cura va a la casa en la que nació el niño, rocía la casa en signo de la cruz, luego marca al niño, bendeciéndolo en la frente para inteligencia, en la boca, para la palabra y la respiración, y en el corazón, donde tenemos la vida, para la fuerza, diciendo: „Las manos de Dios te han hecho y te han formado”.

También en el octavo día, se da nombre al recién nacido por medio de una oración especial.

Antes de la misa del bautismo (cuando el recién nacido es traído a la iglesia para el bautismo) se leen los exorcismos (tres oraciones en las que el cura le pide a Dios que aleje del que se bautiza toda la mala influencia del diablo), los desistimientos (en los que el padrino, llevando en sus brazos el recién nacido y de cara al Oeste – el lugar del malo – escupe en la misma dirección tres veces, en señal que desiste del diablo y de sus acciones) y la unión con Jesucristo (en la que el padrino, llevando en sus brazos el recién nacido y de cara al Este, confiesa la unión con Jesucristo).

Durante el bautismo tenemos los siguientes momentos importantes:

La bendición del agua para el bautismo (el agua es el elemento natural más utilizado para la limpieza corporal y, por consiguiente, el más adecuado símbolo para la limpieza espiritual y del alma);

La unción del que se bautiza con aceite bendecido (el signo de la misericordia y de la bondad divina, por el que el bautizado ha sido perdonado por sus muchos pecados) en la frente, en el pecho, en las manos y en los pies;

Las tres inmersiones del recién nacido (la parte más importante del bautismo); por la inmersión en el agua se figura la muerte de la vida pecaminosa y la sepultura con Jesucristo; por la salida del agua se figura la resuscitación junto con Jesucristo; la pila bautismal (colimvitra) y el agua del bautismo son tumba y madre espiritual; con esto se figura el agua del Jordán pero también la tumba en la que fue sepultado el Salvador;

La unción con el Santo y Gran Óleo (el segundo misterio que se confía al recién nacido después del bautismo) que es el signo de la verdadera adquisición de la gracia del Espíritu Santo: frente, ojos, fosas nasales, boca, orejas – para la bendición de los sentidos, pecho y espalda – para la bendición del corazón y de la voluntad, manos y pies – para la bendición de los hechos y de los caminos del cristiano.

El andar alrededor de la mesa y de la pila bautismal es la expresión del júbilo y de la alegría de la Iglesia por la entrada en su familia de un nuevo miembro;

El corte de pelo del bautizado;

La comunión con los Sagrados Sacramentos (el tercer misterio confiado).

¿Qué objetos hay que traer a la santa iglesia para el bautismo?

Tela blanca 1x1m, en la que el recién nacido será envuelto después del bautismo y que significa la vestidura luminosa y protectora de los lavados y limpiados de sus pecados (llamado también en algunas zonas del país crijmă, una forma antigua eslava de la palabra griega Xrisma = unción o bendición; en griego emfotion – emfwtion, vestidura luminosa);

Vela: es preferible que sea de cera pura;

Una botella con aceite;

Una botella con vino;

Un jabón;

Una toalla blanca.

¡Importante! Todos los asitentes a la misa tienen que acudir en una vestimentación decente y participar a los momentos de oración. Se presentará también el documento de nacmiento del niño.